blogger facebook youtube twitter mail
Teléfono de contacto:
+34 661 408 696

RUBÉN TURIENZO EN JAÉN

Esta semana el post lo dedicaré a la charla a la que asistí el jueves pasado, día 15 de mayo, en el Emplaza de Jaén.

Nos visitó Rubén Turienzo, se llenó la sala y empezaron los problemas técnicos: la sala no estaba adaptada a Apple y el material con el que Rubén iba a impartir la conferencia constaba de muchos videos, así la charla que en principio iba a ser La actitud positiva en la empresa se transformó en 4 claves para el éxito, que no tenía videos y se pudo pasar a pdf. La verdad es que una u otra de las charlas tenían el mismo objetivo: compartir un rato agradable de aprendizaje y de intercambio de ideas con las Empresarias de Jaén (AGEM) y cuantas personas quisieron responder a la invitación que habían lanzado en las redes bajo el título ENRÉDATE EN JAÉN; y en cuanto a la temática tampoco hubiese cambiado tanto, Rubén dixit.

 

Comenzó haciendo un repaso a su carrera, con lo que quería demostrar los grandes logros que se pueden tener si nos dedicamos con un plan de trabajo claro y con esfuerzo a conseguir las metas que nos marquemos. Para mí fue tal vez, la parte más importante de la tarde: hablar de esfuerzo canalizado hacia objetivos para poder hacer realidad un sueño. Tal vez en su caso forzado por las circunstancias, pero encaminado desde ese momento.

Rubén sufrió un golpe que le hizo replantearse su vida y hacia donde quería dirigirla, a este tipo de cambios yo les llamo la caída del caballo. (Saulo de Tarso se cayó del caballo yendo a Damasco y se le apareció Jesús, a partir de ese momento dejó de perseguir a los cristianos para predicar el cristianismo entre los gentiles) La historia es, una vez has caído, te levantas y ves y haces las cosas de diferente forma o te limitas a regodearte en el que mal estoy. Lo que Rubén nos transmitió es que se preparó bien, trazo un plan y lo cumplió. Nota mental ampliar el tema de la caída del caballo relacionado con los procesos de cambio en siguientes post.

Evidentemente este plan sufrió diferentes  revisiones, y de él se valió para explicarnos otra técnica: la clave para mantener una actitud positiva: SUDAR.

·         Sonreír

·         Ser Útiles

·         Tener Determinación

·         Creer en el sentido de Ayuda

·         Rápidez

Si no nos comprometemos a mantener esta actitud, será imposible que lleguemos a hacer sonar los 4 acordes para el éxito. Hay un grupo, Axis Awesome, que demuestra que con cuatro acordes se pueden llegar a tocar más de 100 grandes éxitos del pop: https://www.youtube.com/watch?v=5pidokakU4I o si lo preferís en español,buscar en youtube El chaval de la hipoteca - Copypaste (esto es de cosecha propia, Rubén no tiene tan mal gusto).

Basándose en esta teoría, Rubén, nos explica cuáles son sus cuatro acordes para el éxito, los acordes que siempre hemos de tocar, la combinación y la letra  ya corren de nuestra cuenta:

1.       Meter y sacar.

Innovar y estar siempre alerta de aquello que realmente te aporta, sacando de nuestra oferta todo lo que no nos da rendimiento o no nos genera beneficio. Debemos centrarnos en lo que somos buenos. Aquí nos puso el ejemplo de cómo una compañía como Soda Jones es capaz de plantar cara a la misma Coca Cola y hacerle la competencia.

 

2.       Los siete grados de competencia.

Mirar más allá y recordar que la competencia no es solo la que vende lo mismo que nosotros. Aprovecharnos de sus debilidades y conocer su influencia sobre nuestros clientes es lo que debemos hacer con este acorde. El ejemplo de la relación de pareja y sus rivales fue muy esclarecedor. No son competencia sólo las personas de las que nuestra pareja se puede enamorar: los padre y madres son un grado, otro los y las ex… y así hasta siete niveles.

 

3.       Principio de utilidad.

Basar nuestro mensaje en el para qué somos útiles a nuestra clientela. Dejar de lado nuestro ego y centrarnos en crear una relación duradera creada en torno al beneficio que pueden sacar de nosotras y nosotros.

 

4.       Ley de la cosecha.

Sí quieres más, siembra. Sí lo quieres mejor, abona. Sí lo quieres más tiempo, protégelo. Ama aquello que haces y crea lazos reales con tus clientes. Desmóntales con cercanía y generosidad.

 

Esta fue la idea central de la charla, pero lo malo del resumen es que no se puede reproducir el tejido alrededor del lenguaje y la comunicación de Rubén y, así, pierde mucho. Nos reímos, jugamos a todo lo que nos propuso e hicimos mucho ruido.

 

De todas formas os recomiendo su web, en ella están sus artículos, libros que ha ido escribiendo y que si os interesó la ponencia de Rubén a buen seguro os gustará pasearos por su sala de estar virtual. www.rubenturienzo.com

 

 

Actualizado (Jueves, 12 de Junio de 2014 06:06)