blogger facebook youtube twitter mail
Teléfono de contacto:
+34 661 408 696

GESTIÓN DEL TIEMPO: ¿ERES UNA BRÚJULA O UN RELOJ?

En breve vamos a iniciar un curso sobre gestión del tiempo (ver nuestro facebook: PIOE_SCA) y queremos daros unas pinceladas de que es lo qué vamos a tratar y cómo lo haremos.

Las habilidades personales de gestión del tiempo son esenciales para la gente eficaz. Las personas que usan estas técnicas de forma habitual son las que alcanzan los mayores logros en todas las áreas de la vida, desde los negocios al deporte o al servicio público. Si practicas estas habilidades, serás capaz de funcionar excepcionalmente bien, incluso bajo presión intensa.

Es más, si dominas estas habilidades, tomarás el control y dirás adiós al -a menudo intenso- estrés de tu carga de trabajo.

En el núcleo de la gestión del tiempo hay una importante cuestión de enfoque:

 

CONCÉNTRATE EN LOS RESULTADOS, no en estar ocupada o ocupado.

alt

Mucha gente gasta los días en un frenesí de actividad, pero consigue muy poco, porque no concentra sus esfuerzos en las cosas que realmente importan.

Lo primero es ser conscientes del principio de Pareto o regla 80/20, generalmente el 80% de esfuerzos desenfocados genera sólo el 20% de los resultados. Esto significa que el 80% restante de resultados se consiguen con sólo el 20% del esfuerzo. Mientras el ratio no es siempre 80:20, este amplio patrón de resultados de una pequeña proporción de actividad general es tan frecuente que es la norma en muchas situaciones.

Al aplicar consejos y habilidades de GT puedes optimizar tus esfuerzos para asegurarte que concentrarás el grueso de tu tiempo y energía en las tareas más rentables. Así lograrás los mayores beneficios posibles con la cantidad de tiempo limitada disponible.

Algunas leyes aplicadas a la gestión del tiempo

Ley de Parkinson:

Todo trabajo se dilata indefinidamente hasta ocupar todo el tiempo disponible para su completa realización.                       

Leyes de Murphy:

1ª ley: Nada es tan sencillo como parece al principio.

2ª ley: Todo lleva más tiempo del que se pensaba al principio.

3ª ley: Si algo puede ir mal irá mal.

Leyes de Acosta:

1ª ley: El tiempo que requiere una tarea crece cuando la interrumpimos y la reanudamos.

2ª ley: Para una tarea corta siempre hay un minuto, para una larga nunca hay tiempo.

3ª ley: Lo perfecto no resulta rentable.

4ª ley: La excelencia requiere dedicar cuatro veces menos tiempo a lo que sólo es urgente para poder dedicar cuatro veces más tiempo a lo que sólo es importante.

 

Hemos diseñado un curso online donde te proponemos que inviertas 30 horas para ganar muchas más… y para tener claro para qué las quieres.  Y te planteamos un reto: empieza a mirar un poco menos el reloj y un poco más la brújula.

Si te ha gustado este post, no nos abandones. Seguiremos hablando de gestión del tiempo, de productividad, de priorización, de procrastinación y de ser feliz.  

Actualizado (Jueves, 12 de Junio de 2014 05:56)