blogger facebook youtube twitter mail
Teléfono de contacto:
+34 661 408 696

Zona de Confort

Zona de Confort.

Hoy en día cualquier persona  en cuanto quieres iniciar un proyecto (desde una dieta a montar un negocio, pasando por retomar estudios) tiene un consejo que darte: -Sal de tu zona de confort. Y ya está: se quedan tan anchas. Te han ordenado, usan un imperativo, que te muevas fuera de tu zona de confort y vayas hacia tu objetivo.  Si esa persona es seguidora de uno de estos programas de pseudocoaching (en los que yo he visto no hay coaches, hay asesores y no es lo mismo) que están tan de moda en televisión será capaz de decirte que si no te mueves cierras tu horizonte y no descubrirás cosas nuevas que te pueden interesar o ayudar a conseguir tus metas.

 

 

Claro si quieres conseguir algohas de hacer algo; lo que no tengo tan claro es que siempre tengas que salir de tu zona de confort sin conocer sus límites previamente. Con esto quiero decir que hay un paso previo: el saber por dónde te mueves. ¿Realmente conoces tu zona de confort? Que nos lleva a otra cuestión clave ¿Te conoces?

Bien, aquí es donde está para mí el meollo de una buena puesta en acción: conocerse. Cuando te conoces puedes empezar a moverte y ser capaz de evaluar si las acciones que estás llevando a cabo están alineadas con los objetivos que te has marcado y no te generan incongruencias o distorsiones con tus valores y principios.

Existen multitud de herramientas para llevar a cabo este autoconocimiento: desde autoregistros, listas, evaluaciones tipo el feedback 360, ventana Johary …

Hay truco, solos es imposible llegar a conocernos. Una parte de nosotros nos es desconocida si no contamos con la ayuda de las otras personas: no sabemos cómo impactamos en las personas con las que nos relacionamos y no es raro que no se cumplan objetivos porque no sabemos qué opinan de nosotras o de nosotros y perdemos toda la energía que hemos depositado en intentar conseguir esas metas sin haber obtenido ningún resultado.

Conclusión: conócete para moverte. Cuenta con las demás personas, siempre te facilitará la tarea y, aún, te dará más resultados trabajar con un o una coach. Y seguro que no empezará por una orden o por un consejo: siempre por una pregunta, tú tienes tus respuestas y lo que es bueno para ti no tiene porque ser bueno para nadie más. 

Actualizado (Martes, 09 de Septiembre de 2014 22:58)